Tarea #5- Molly Ivey

En el libro Lluvia y viento, puentes de sonido: literatura indígena y crítica literaria, autora Luz María Lepe Lira habla sobre literatura indígena en América Latina, más específicamente literatura indígena bilingüe. En su obra, Lepe Lira sostiene que estos textos bilingües no son una mezcla de dos culturas, sino dos mundos separados; además, analiza la obligación de estos textos de trascender dos culturas diferentes a medida que los autores traducen su trabajo de su idioma nativo al español. La obra de la autora indígena, Irma Pineda, Guie’ ni / La flor que se llevó, escrito bilingüe en zapoteco y español, es un ejemplo de una obra de literatura que sostiene los argumentos de Lepe Lira. Pineda sostiene la idea de que la literatura indígena bilingüe ocupa dos mundos separado y necesita ser traducida culturalmente a través de la forma en que está escrito su trabajo, el mensaje que comunica y por qué decidió escribirlo.

Para empezar, Lepe Lira escribe, “el nuevo texto tenía la obligación de traspasar la diferencia cultural y la cosmovisión de una lengua a otra” (Lepe Lira, 30). Uno de los ejemplos de esta necesidad de transferir de una cultura a otra se puede encontrar en el trabajo de Pineda donde escribe, “cada mayo le robé luciérnagas / para alumbrar la noches del amor” (Pineda, 64). Si bien las palabras en sí mismas son claras y el problema no es la traducción correcto de un idioma a otra, en este caso del zapoteco al español, lo que es más difícil de entender es el significado de mayo y las luciérnagas. A hablar con Pienda, quedó claro que mayo es el festival del pueblo y también es el tiempo de año en que llegan las luciérnagas. Además, como parte del festival y las celebraciones, hay muchas luces en todas partes, lo que da a la palabra ‘luciérnagas’ un doble significado en este poema (Pineda). Sin embargo, mientras que en un solo poema, Pineda no puede comunicar el significado exacto de estas palabras y tradiciones, ella comunica con éxito su importancia, traduciendo así con éxito la importancia cultural de un poema (en zapoteco) a otro (en español). Ella escribe, “mi jarrón de pequeñas luminarias rompiste / Mi hermana intentó acunarlas en sus brazos / pero tanto era el miedo que mi ramillete de luciérnagas / humedeció sus alas / y apagó la luz” (Pineda, 64). Su descripción de la destrucción violenta de las luminarias y la luz de las luciérnagas, que significa la destrucción de la esperanza y la cultura, deja en claro que mayo y las luciérnagas/luces tiene una importancia significativa. No es necesario entender su importancia exacta para comprender el peso de este poema, y de esta manera Pineda navega en la traducción cultural.

En su libro Lepe Lira también menciona que, “la traducción es una estrategia de comunicación que puede revertir el daño de la conquista al separar el quechua y el castellano para regresar a la situación original” (Lepe Lira, 30). Aunque esta cita habla específicamente de la lengua indígena de quechua, se puede aplicarse a lenguas indígenas en general. Pineda lo aborda en sus poemas mientras aborda la opresión de los grupos indígenas, la destrucción de sus tradiciones y la incapacidad de ver a los pueblos indígenas como seres humanos. Ella escribe, “Quién depósito tanto odio en tu corazón / que hoy no distingues la sonrisa” (Pineda, 59). En los poemas de Pineda los antagonistas centrales son soldados, pero en este poema queda más claro que estos soldados actúan bajo las órdenes de una organización más grande que su propia mala intención. Esto alude a las actitudes de la colonización que fomentan el maltrato de los pueblos indígenas por parte del gobierno mexicano y cómo se les ha enseñado a los soldados a actuar de esta manera. Pineda está pidiendo que los soldados encuentren su humanidad porque si pueden hacerlo, entonces seguramente pueden ver la humanidad en aquellos que están maltratando. Además, Pineda escribe de manera muy repetitiva en este poema, preguntando a “quién” cuatro veces distintas, cada una de las cuales comienza una sección principal de este poema específico (Pineda 59). Esto lleva a casa el dolor y la ira en cómo la conquista ha dañado a los grupos indígenas y, en este sentido, al traducir su trabajo al español (el idioma de los conquistadores), su escritura deja en claro a los conquistadores el daño que han hecho. Se convierte en una súplica para que los grupos indígenas se queden en paz para practicar sus propias tradiciones, apoyando así la declaración de Lepe Lira. Dejar este poema solo en zapotec, solo en un mundo, evitaría que aquellos que más necesitan escuchar su mensaje lo escuchen, por lo que es importante que su escritura ocupe dos mundos separados.

Para agregar a esto, la importancia de escribir de forma bilingüe puede relacionarse con la obra del famoso autor indígena, Víctor de la Cruz, en su artículo, “El idioma como arma de opresión y liberación.” En este artículo, de la Cruz considera el lenguaje como un medio de colonización (específicamente los españoles que utilizaron el espanol como forma de colonización), pero al mismo tiempo ve el lenguaje como un medio de liberación para los grupos indígenas, escribiendo , “que será la solución radica, como parte de la lucha por la sobrevivencia de las lenguas indígenas cabe impulsar medidas progresistas: como la educación en la lengua propia de las etnias, inculcando respeto hacias los grupos, sus culturas y sus lenguas” (de la Cruz, 9). El trabajo de Pineda se conecta mucho con esto. La flor que se llevó fue inspirada por la violación y asesinato de la mujer indígena, Ernestina Ascencio Rosario, por soldados mexicanos. Su trabajo en este libro de poemas es una forma de expresar sus emociones de indignación y angustia. “Te llevaste mi flor / ¡Soldado! / Sin piedad la arrancaste / Mis ramas no tuvieron fuerzas para detenerte / La lluvia de mis ojos no será suficiente / para humedecer el suelo / y hacer que mi flor renazca” (Pineda, 61). Las vívidas imágenes de este poema le hacen ver su punto. “Flor” se refiere a la inocencia, “la lluvia” de su ojos, se refiere a las lágrimas y “ramas” que se refieren a la fuerza que tenía. Estas imágenes desgarradoras expresan los sentimientos de Pineda, pero también se conectan con su propia cultura y un valor en la naturaleza. De esta manera, ella usa el lenguaje para quitarle el poder de los opresores y le da poder a su comunidad. Y, al mismo tiempo, ella está trabajando para preservar su cultura indígena. Escribir su poesía en zapoteco ayuda a preservar el lenguaje en su forma escrita, y en su libro incluye un CD de todos los poemas tanto en zapoteco como en español que ayuda a preservar la forma hablada del idioma. En un mundo, el de la lengua zapoteca, ella está preservando el idioma y la cultura, y en el otro mundo, la lengua española, está trabajando para luchar contra la opresión y usar la escritura sobre su cultura para ayudar a las personas a ver una la humanidad común en ella.

Pineda no es el único escritor que hace esto o se siente de esta manera. En una entrevista en un video titulado “Resistencia y Artes Zoques” sobre el movimiento anti-fracking de una comunidad zoque, la poeta zoque Mikeas Sánchez comparte que ella piensa que “para que una lengua indígena tenga un impacto global, es útil tenerla escrita” (Video, 11:20). Al escribir, los escritores bilingües tienen la capacidad de compartir y preservar sus idiomas y culturas. Sin embargo, como muestran Lepe Lira y Pineda, estos textos bilingües no representan una mezcla de culturas. Estos textos son una oportunidad para comunicar un mensaje de un mundo a otro y para exigir respeto. Si bien un desafío puede consistir en traducir las diferencias culturales de una lengua indígena al español, estos textos viven y respiran en dos mundos separados. En un mundo sirven para procesar las emociones y preservar la cultura y en el otro, el del opresor, sirven para pedir una búsqueda de la humanidad común para permitir que cada comunidad y grupo de personas sean tratados con respeto.

Fuentes

“El idioma como arma de opresión y liberación,” Victor de la Cruz

La flor que se llevó, Irma Pineda

Lluvia y viento, puentes de sonido: literatura indígena y crítica literaria, Luz María Lepe Lira

“Resistencia y Artes Zoques,” Mikeas Sánchez

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *