Josiah Tarea 5

Poesía para Resistir Indigenismo

En la literatura y poesía indígena los autores las dan mucha importancia a las temas de la conexión entre los indígenas y la naturaleza, y la lucha por el estado para desarrollar la tierra y convertir los indígenas en mexicanos modernos, que hablan español y no tienen lo mismo conexión a su madre tierra. La misión del estado para desarrollar la tierra es directamente en contra de la cosmovisión de los indígenas, entonces los necesitan resistir en cualquier manera que puedan. Literatura indígena y el uso de idiomas indígenas en los obras de literatura y poesía son algunos ejemplos muy fuertes de una tipa de resistencia sin violencia, en que los armas son la lengua, el bolígrafo, y lengua figurativa. Se puede encontrar estas temas y estas maneras de resistencia de principio a fin del libro “La Flor Que Se Llevó” por Irma Pineda. En su libro de poesía, ella escribió sus poemas en español y en su idioma indígena, zapoteco del istmo, para perpetuar el uso de su lengua y resistir el borrado de su lengua por las políticas de indigenismo. En su poesía, ella usó muchísima lengua figurativa para iluminar a su audiencia de habla hispana las conexiones entre la naturaleza y personas indígenas y las problemas para personas indígenas en frente de las políticas del indigenismo.
Primero, es necesario a tener un trasfondo muy breve sobre las políticas del indigenismo y los efectos que han tenido para comunidades originarias en el país. Una definición sucinto de indigenismo es “el indigenismo, de acuerdo a un antropólogo francés que es especialista en el tema: “el indigenismo en América Latina es, para empezar, una corriente de opinión favorable a los indios,” y estas opiniones son por personas no indígenas sobre los indígenas (Korsbaek 196). Entonces, el intento de indigenismo no fue para lastimar los indígenas, por lo menos en la mente del estado. La realidad es que estas políticas han sido destructivas para comunidades originarios, porque las políticas oficiales del estado fueron políticas de fusión, mezclando indígenas y criollos para ser un país mestizo; en este proceso, la meta fue guardar el arte, el baile, y otras cosas indígenas que parecían favorables para un futuro mestizo y capitalista, y eliminar partes de la cultura indígena que no parecían favorables para este futuro, como su estilo de vida cotidiana y su estructura de gobierno (Korsbaek 201). El estado usó el ejército para enforzar estas políticas por manera de desplazar indígenas, y usó la sistema de educación para enseñar el español y eliminar el uso de lenguas indígenas. Entonces, el uso de lenguas indígenas y literatura indígena son dos modos importantes para oponerse las políticas de indigenismo y preservar las culturas indígenas.
En “La Flor Que Se Llevó,” Pineda explora temas importantes para los indígenas, como los efectos de indigenismo, la madre tierra, y las heridas impuestas por los soldados y el estado. Voy a analizar dos poemas en el libro: “Mujer tierra soy” en página 67 para explorar la conexión entre indígenas y la tierra y los efectos de las políticas del indigenismo en la naturaleza y comunidades indígenas, y “Despierta padre” en página 49 para demostrar los efectos de las políticas del indigenismo. Vamos a examinar el significado de su uso de lengua figurativa en estas poemas y vamos a explorar las semejanzas entre “La Flor Que Se Llevó” y otras obras de literatura y poesía indígena.
En “Mujer tierra soy” podemos ver que Pineda usó anáfora para formar la conexión entre tierra y indígena en la mente de su audiencia. El uso de anáfora es muy común en la poesía indígena, y lo representa un conflicto entre los tradiciones orales de comunidades originarias, porque los cuentacuentos indígenas usan sentencias breves en su poesía oral, y la escritura indígena, en que los autores indígenas necesitan traducir poemas orales a poemas en papel (Lepe Lira 25). En “Mujer tierra soy,” ella repitió las palabras “Tierra” al principio de todos los frases excepto la primera (Pineda 67). La primera estableció la metáfora que la indígena es lo mismo que la tierra, y los siguientes frases explican como el indigenismo ha lastimado la tierra y, por extensión, las comunidades originarias. La personificación de la tierra durante de esta poema se basa en la metáfora construido en la primera frase. Por ejemplo, “Tierra que quiere llorar/ Tierra que ya no quiere sangrar” claramente se refiere a las heridas físicas y emotivas que las políticas del estado han dado a los indígenas (Pineda 67). En esta poema, Pineda expresa que el estado actúa sin amor para la tierra y tampoco para la cultura indígena, y que las acciones del estado secarán la tierra y lastimarán las comunidades indígenas. La metáfora larga en “Mujer tierra soy” llama la atención la conexión fuerte entre indígena y tierra y también llama la atención a las consecuencias de las políticas del estado en contra de la cultura indígena.
La poema “Despierta padre” también explora la tema de heridas causados por el estado, pero por el punto de vista de un hijo indígena. Esta poema usa una yuxtaposición entre cosas buenas, como tortillas y la voz de las abuelos, y el demonio, que representa el ejército, para describir los efectos del indigenismo en la familia indígena (Pineda plática). El demonio está acechando la padre del narrador, como el ejército y el estado están acechando los indígenas, y el demonio tiene pies de hierro, que representa los carros de combate usado por el ejército en contra de comunidades indígenas (Pineda 49). Los dos frases al final de la poema los leyen como sigue; “Tiene sed padre/ y quiere beber tu sangre” (Pineda 49). Estas líneas refieren a la etnocidio y genocidio cometido por el estado y las políticas del indigenismo, y que la meta del estado es borrar comunidades indígenas para crear un raíz mestizo en todo del país. La línea “no son tortillas las que sostiene en sus manos” refiere a la idea que el estado nos dijó que la meta es ayudar las indígenas, pero en realidad no actúa en beneficio de las (Pineda 49). Pineda está luchando en contra de la historia oficial, diciendo que indigenismo es peor para los indígenas y que el estado no es caritativo con sus acciones.
La importancia de la poesía indígena como una herramienta de resistir las políticas del indigenismo está situado en el poder de las palabras y la lengua figurativa. El estado tiene más armas y un ejército más poderoso que los indígenas, pero la poesía y la literatura indígena pueden unirse el público general con los indígenas en contra del estado. Además, la literatura indígena es una manera poderosa de preservar las culturas e idiomas indígenas para generaciones, efectivamente frustrando las políticas de asimilación y borrado. La poesía y la literatura indígena son herramientas invaluables para prevenir el perdido de la historia de comunidades indígenas en frente de globalización y indigenismo.

Bibliografia
Korsbaek, Leif, y Miguel Ángel Sámano-Rentería. “El indigenismo en México: antecedentes y actualidad”. Ra Ximhai, vol. 3, no. 1, 2007, pp. 195-224. Editorial Universidad Autónoma Indígena de México.
Lepe Lira, Luz María. “Lluvia y Viento, Puentes de Sonido: Literatura Indígena y Crítica Literaria.” Universidad Autónoma de Nuevo León, 2009.
Pineda, Irma. “Guie´ Ni Zinebe: La Flor Que Se Llevó.” Pluralia Ediciones, 2013.
Pineda, Irma. Plática personal. 29 Octubre 2018.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *